Estoy aquí para ayudarte comunicarte mejor con el mundo a través del movimiento

Mereces sentirte bien

Cada día, los requerimientos por parte de lo que nos rodea crecen, disolviendo nuestras necesidades en las de otros y cuando llega el momento de tener nuestro espacio estamos sin pilas.

Aspiro a que cada día puedas acceder a un espacio de autocuidado y paz, donde reines tú y tus necesidades.

Busco hacer llegar ese espacio de forma fácil a todas las personas, teniendo en cuenta las diferentes rutinas y herramientas, por eso:

Trabajo en crear ese espacio por ti, de forma que solo tengas que confiar y seguir un camino basado en el ejercicio terapéutico,  la fisioterapia y mi experiencia como profesional.

Empodérate

La práctica y el autocuidado deben hacerte sentir orgulloso de lo que haces y de tu propio progreso.

Como si estuviese contigo

Te acompaño en tu progresión de manera cercana. Mi experiencia y tus necesidades marcarán qué y cómo indicarte.

Si quieres tú también puedes

Lo único que necesitas para empezar a ponerte en forma es ganas y constancia.

Buscaremos la opción más accesible para que lo tengas fácil.

Estás en buenas manos

Confía. Te guiaré y ayudaré a entender tus necesidades y límites.

Cómo cambió el pilates mi vida y por qué se que puede cambiar la tuya

Siempre he sido una persona deportista. Toda mi vida he sido súper competitiva, me he mantenido muy activa y me consideraba físicamente fuerte, hasta que con 20 añitos (creyéndome Thor) llegué a una clínica para hacer mis primeras prácticas como fisioterapeuta, y me encontré en un grupo de pilates terapéutico, con una media de edad de 60 años.

Ahí estaba yo, preparada para empezar mi primera clase, con esa idea clara de que eso no era deporte para mi y que era capaz de hacer 8 clases de eso que llaman pilates, con la gorra… Podéis imaginaros cómo acabé, pero os resumo que con el ego muy dañado y una cura de humildad grande. 

¿Qué era esa actividad que parecía tan sencilla y en la que todo el mundo en la sala era mucho mejor que yo? ¿cómo podía ser que algo aparentemente tan simple se me resistiera tanto? ¿cómo pretende la profesora que mantenga hombros lejos de orejas, mentón-esternón, pelvis neutra (y lo que signifique eso) y además respire?

Para una persona competitiva y curiosa aquello resultó ser todo un reto y acabé un año entero yendo todas las semanas a descubrir lo poco que conocía mi cuerpo y lo mucho que tenía que aprender si pretendía mejorar mi salud y la de los demás a través del movimiento.

Desde entonces no he podido sacar el pilates de mi vida y la obsesión de que todos sus beneficios lleguen a cada vez más gente.

Todo esto pasó hace ya más de 10 años y desde entonces he llevado el ejercicio terapéutico por bandera, siento para mi una herramienta fundamental en el cuidado de la salud tanto física como mental.

Son muchos los pacientes y alumnos que me han demostrado que esto no fue algo casual en mi, sin duda, el ejercicio puede cambiar la forma de entender tu cuerpo y tu día a día.

Si tu también quieres mejorar tanto tu salud física como mental a través del movimiento te invito a formar parte de mi Estudio Online.

solo para los más curiosos

Si has llegado hasta aquí es que quieres saber algo más sobre mi

Te cuento:

        Soy manchega de nacimiento, jienense de corazón y fui criada en Benidorm, tierra que dejé a los 18 para instalarme en Valencia. Ahora mismo me encuentro en Lanzarote buscando descubrir todos los rincones del mundo que la vida me deje.

        Toda la vida he tenido como vocación el ayudar a los demás. De ahí que no hubiera ninguna duda de que la salud era la rama que quería seguir en mis estudios. Terminé la carrera de Fisioterapia en 2013 y empecé a trabajar en clínica y a embeberme de todas las formaciones que había. Dolor crónico, neuropatía, razonamiento clínico, suelo pélvico, ejercicio terapéutico… siendo el movimiento y la terapia manual mis herramientas de trabajo diarias. Ningún paciente se iba sin deberes a casa vamos.

        Ya desde 2010, año en el que descubrí el Pilates, empecé a trabajar de instructora de pilates, y nada más terminar mi formación como fisioterapeuta centré mis esfuerzos en hacer llegar esta disciplina a todos mis pacientes. Monté desde cero el programa de pilates en la clínica donde estuve trabajando 7 años. Empezamos de cero y me fui dejando un equipazo de más 40 espartanos y una lista de espera interminable para formar parte del mundo pilates. Sin duda la pasión es contagiosa.

Apariciones en prensa

        Decidí dar el salto y empezar por mi cuenta a finales de 2019 cuándo en 2020 todo se paró en seco a causa de la pandemia. Ese parón me hizo empezar a crear contenido online para poder hacer llegar a mis pacientes los deberes que tenían que seguir haciendo en casa y mantener en forma a mis alumnos.

        Desde la pandemia hasta hoy diría que ha pasado un suspiro. El mundo online me ha dado la posibilidad de crecer y hacer llegar mi trabajo a rincones que nunca habría soñado. Hoy en día, centro mis esfuerzos en hacer llegar a todo el mundo que lo necesite la fisioterapia y el pilates como herramientas para mejorar la salud. No puedo sentirme más feliz que viendo cómo el ejército de espartanxs sigue creciendo día a día.

Si no tienes claro por donde empezar te regalo una Guía gratuita para que empiezas a practicar Pilates desde cero